martes, 26 marzo 2019
Buscar Aqui
Ciudad y Estado
(ej: Miami, FL)

Tratamiento Facial

E-mail

 

Asegúrese de tener manos y rostro completamente limpios, lavándolos con jabón antibacterial y poniendo atención al espacio entre uñas y dedos; en la cara aplique una crema limpiadora que vaya con su tipo de piel, para después pasar un algodón humedecido con agua o leche humectante que retire todo resto de impurezas.


salonesEl siguiente paso consiste en abrir los poros; para ello, agregue gotas de aceite con alguna esencia (de venta en tiendas naturistas) en un tazón con agua hirviendo, cubra cabeza y cuello con una toalla y a continuación acerque su cara aproximadamente a 25 centímetros del recipiente, permaneciendo así entre 5 y 10 minutos para alcanzar el efecto vaporizante deseado.


Aplique una crema exfoliadora de acuerdo a su tipo de piel (encontrará gran variedad de éstas en las tiendas de belleza) que le ayudará a retirar las células muertas de su cutis, al mismo tiempo que absorberá la grasa. Comience desde el cuello con movimientos ascendentes y circulares poniendo atención en las áreas donde se acumula más grasa -en barbilla, nariz y frente-. Pero ojo, si padece alguna irritación en la piel o sufre acné no frote demasiado, pues puede agravar su problema. Posteriormente, retire completamente con agua fría; puede aplicar otra crema suavizante en las mejillas, las cuales tienden a resecarse más.


Si lo que desea es retirar los puntos negros, todavía con la crema en el rostro, pase un algodón envuelto en un dedo por la zona donde sean más frecuentes; no presione nunca con las uñas, ya que puede ocasionarse lesiones que corren el riesgo de infectarse y dejar cicatrices. Buena opción es utilizar tiras adhesivas hechas especialmente para limpiar los poros y retirar la grasa que se acumula en ciertas áreas ya descritas. Finalmente, aplique alguna loción refrescante que cierre sus poros y después su crema hidratante de costumbre. Su piel ha quedado radiante.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos